sábado, 24 de mayo de 2014

BODRIAZO INFUMABLE

Esta semana ¡Maricones del espacio! ha comenzado a aparecer, sin que nosotros tuviésemos que meter mano en ello, en webs de descargas (digamos) ilegales como Argentinawarez, Zonambulos, Xvagos y Bajui. Ahora que la novela comienza a formar parte en la vida de algunos internautas hispanoparlantes comienzan también a llegarnos las primeras críticas, de las que estamos muy satisfechos pues son siempre positivas, vengan o no de gente cercana a nuestro círculo. Como no podía ser de otra manera, resulta muy alentador.
 
Vivimos en una sociedad, la occidental, rendida al completo influjo de la imagen. El otro día lo comentaba con mi socio, que es quien se encarga de elaborar las portadas de la colección. ¡Maricones del espacio! ya estaba escrito a finales de 2011. Durante algo más de un año y medio, que fue lo que duró el proceso creativo per se, no dejé de escribir sin detenerme ni a leer qué era lo que estaba saliendo de todo aquello. Mogollón de páginas; mucha morralla; momentos de estimulante delirio enardecedor; momentos de completa frustración y abatimiento; días de merendarse el mundo; días de mandarlo todo a la mierda. La premisa durante el tiempo que estuve escribiendo fue: “tú escribe todo lo que puedas, cuando hayas terminado ya te lo montarás para licuar algo que sea suficientemente bueno”.

¡Maricones del espacio! en Amazon. No os lo compréis, que es gratis.
 
Ha sido, y está siendo, un trabajo que me lleva mucho tiempo. Cosa que no puede decirse del trabajo que consiste en hacer la portada. Yo me he pegado cuatro años escribiendo, tratando de conseguir algo brillante… y luego en tres días contados mi colega hace la portada y demuestra estar al mismo nivel de implicación, pues bien es cierto que una imagen vale más que mil palabras. Pero, quien se descarga un libro no se está descargando sólo una imagen ¿verdad? Detrás de toda portada debe haber un contenido a concordancia… y en la mayoría de los casos no suele ser así. Yo mismo estoy hasta los huevos de comprarme libros que por la portada parece que vayan a ser cruciales y luego no son más que una completa decepción. ¡Y encima pagando!
Total, que todo este rollo pretende sacar a relucir que este fin de semana he podido terminar ya ¡Maricones del espacio! Volumen 1, titulado en esta ocasión ¡Chaparrón de pollas! y que ahora mismo me tiene en ascuas. Siempre me pasa igual. Mientras lo estoy corrigiendo tengo momentos de todo. A ratos me parece lo mejor que he leído nunca; a ratos me parece una completa mierda y un bodriazo infumable, jajajajaja. Bueno, precisamente durante el proceso de corrección trato de subsanar esos “ratos de bodriazo”. Como os decía, me tiene intrigado, pues no será hasta que lo imprima en su formato final cuando, por fin, pueda leerlo para dictar mi veredicto al respecto. Lo dicho, siempre me pasa igual. La mejor manera de saber si tu libro es suficientemente bueno es leerlo. Sé que dicho así suena la mar de cutre pero es completamente cierto. Yo lo hago: Lo imprimo tal y como lo imprimiría alguien que no lo hubiese tenido nunca en sus manos y luego lo leo en la cama el rato que tengo antes de echarme a dormir. Es la prueba definitiva. Si la supera, ni que sea en un tanto por ciento puesto que por lo general pocas veces estoy 100% entusiasmado con el resultado, lo subo a la web y lo devuelvo a su verdadero dueño, que son los lectores.
 
Por cierto, un apunte musical, los discos que más me han ayudado durante el proceso creativo son Strange days de los Doors y Volume 4 de los Black Sabbath. No es que sean mis discos preferidos, pese a que ambos me gustan mucho, pero quería revelar que para mí son los discos que más me ayudan a la hora de escribir, pues los puedo tener de fondo sin que me molesten… y juraría que sí es cierto que me ayudan a adquirir ese state of flow que hace que saque lo mejor de mí mismo (Y no hablo de pajearme, jajajaja).

-R-

3 comentarios:

  1. Hola.
    Ya lo leí. Está bien.
    No soy una persona culta y no escribo (ni de lejos) tan bien como vosotros. Pero me voy a permitir unas observaciones (porque creo que viene bien saber lo que opina la gente, aunque luego hagáis lo que os salga de los huevos)
    Está bien escrito y tiene buen ritmo, aunque no me queda claro el argumento, vamos, que no sé hacia dónde va la cosa. Creo que la teoría de la conspiración que apuntáis es la madre de cordero ¿no? (Creo que es una buena idea y que da mucho juego)

    Para mi gusto, me parece demasiado explícito. Creo que las burradas hacen más gracia si se disimulan un poco. Hay que dejar que la mente del lector trabaje un poco y que la burrada salga de él mismo (no sé si me explico) La sordidez no está reñida con la elegancia (¿o sí?)

    Respecto a el uso del termino "maricón" y sus sinónimos, creo que abusáis un poco ... mucho ... demasiado.

    No hace falta que me respondáis. Es que me da cosa, ver que no cometa nadie.
    Pues eso. A ver que tal el siguiente.
    Ánimo.
    Saludos,
    Cibercerdo en persona.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cibercerdo!!! Nos alegra mucho leerte!!!

    En efecto, no te quito razón. El volumen 0 es muy del chascarrillo fácil y, digamos, de un humor más bien contemporáneo. También, como bien apuntas, el objetivo del nº 0 es introducir al lector en el concepto general de la obra, en la "conspiración"... así que de argumento en realidad poco...

    ¡Maricones del espacio! es un libro de más de 700 páginas, que hemos tenido a bien condensar por entregas. Supongo que el trabajo más difícil hasta ahora ha sido condensar el cómputo global de manera que cada número pueda considerarse un libro bueno y a la vez distinto... y de hecho lo son.

    Te aseguro que el siguiente no tiene nada que ver con el primero. El humor del nº 0, como te decía, es humor del fácil mientras que el humor del nº 1 tiende más al absurdo y acompaña mejor al argumento, que sale por fin a relucir en este.

    El humor del nº 2 es cruel... y bueno, ya ves que más o menos nos manejamos en ese ámbito.

    También sobre el uso de la palabra "maricón" te diré que la novela pretende des-dogmatizarlo (supongo, jajaja) pues si te fijas, en nuestro día a día no utilizamos la palabra 'maricón' sólo para insultar a los homosexuales, también lo usamos para insultar a los cobardicas, a los finolis, a los impotentes y todo eso... jajajaja.

    Veo que has ido muy lejos. Todo eso que me planteas todavía tiene que venir... Lo que más nos importa es que el primero te haya gustado, señal de que te gustará el segundo pues (a mi criterio) es muchísimo mejor.

    Y no es verdad que no comente nadie. Ahora mismo lo estás haciendo tú.

    GRACIAS!!!

    -R-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me has convencido ...
      Salu2.

      Eliminar