lunes, 3 de mayo de 2021

METAS - EN EL CAMINO

"El chamán no está interesado en definir su papel en la sociedad, está más interesado en perseguir sus propias fantasías."

Queridísimos cretinos y tal, para los que todavía sienten mi ausencia decirles que he vuelto a mi reino de fantasía para escribir y recrear los pasajes de nuestra próxima publicación. Sí, ya sé que fue en enero cuando publicamos nuestro anterior trabajo, y sí, ya sé que llevamos muchos libros publicados y que tampoco nos ha servido demasiado pues ni somos estatalmente conocidos ni tenemos tampoco un índice de ventas desmedido, que al fin y al cabo es con lo que fantaseábamos desde el mismo día en que comenzamos con nuestra loca aventura literaria más conocida como CONDILOMA EDICIONES.

Como estáis aquí para que os cuente algo os voy a hablar un poco acerca de qué será lo próximo que vayamos a publicar, cuáles son los nuevos retos que vamos a abordar y cuál será nuestra nueva tendencia a seguir en pos de alcanzar nuestras ansiadas metas. Está bien: Nada. Lo próximo que voy a hacer va a ser nada de nada. Simplemente estoy inmerso en escribir la próxima entrega de MARICONES DEL ESPACIO, que ya es mucho más de lo que hace la amplia mayoría de la gente, y ni sé cuándo la tendré lista y tampoco sé qué haré con ella cuando la tenga terminada. Esta vez llevaré nuestra magia por otros derroteros; el próximo libro que saquemos será prácticamente pornografía literaria. Qué queréis que os diga, ha venido así y yo no soy quién para variar los designios de mi naturaleza interior. 

Cuando Jim Morrison había conseguido ya todo lo que cualquier mortal pretendería en su vida, es decir, consagrarse mundialmente como artista a través de su banda The Doors, tener dinero como para no preocuparse de trabajar nunca más, publicar un libro con sus rayadas que la gente se tiró a comprar, convertirse en un icono sexual de su época y sacar algunos de los mejores álbumes de los sesenta poco o nada le quedaría ya por ansiar ¿Verdad? Pues no es así, puesto que la gran meta de Jim era convertirse en un poeta maldito del siglo XIX, como sus idolatrados Rimbaud o Verlaine. Parecía algo imposible ¿verdad? Pues con su prematura muerte lo consiguió. Fue enterrado en un cementerio parisino, al igual que sus ídolos, y así su nombre y su obra quedó ligado para siempre con el de los poetas franceses que él siempre adoró. Lo que es la vida, ¿verdad? O la muerte en este caso...

¿A qué viene toda la chapa esta acerca de las metas? A absolutamente nada. Este blog lo creé para ir relatándoos nuestros progresos y nuestra trayectoria, pero al final se convirtió en un rincón donde guardo todas las reflexiones en las que he ido profundizando durante nuestro camino. 

No son las metas. Mientras ansío quitarme de trabajar gracias a los libros que publicamos voy escalando el resto de metas paralelas sin darles la mayor importancia puesto que en nuestro norte está siempre el día ese en que alguien nos sacará a la luz para que los frikis de habla hispana se tiren a comprar como enajenados la basura inmunda que publicamos. 

No son las metas.

-R-